Su visita a Mount Sinai

Contamos con un equipo confiable de investigadores, administradores y proveedores de atención médica que saben cómo mantenerlo seguro. Tenemos uno de los programas más avanzados del país. Nuestra amplia gama de protocolos garantiza que todos los pacientes que acuden a nosotros para recibir atención se sientan seguros y cómodos. Desde controles simplificados y prácticas de distanciamiento hasta requisitos de limpieza profunda y mascarillas, tomamos todas las precauciones posibles para protegerlo a usted y a sus seres queridos.

Antes de tu cita

Evaluación telefónica: antes de su visita, le llamaremos para preguntarle si tiene algún síntoma de COVID-19. 

Registro en línea: para reducir el tiempo de espera y el contacto con otras personas, la mayor parte posible de su registro se hará de manera electrónica antes de que ingrese.

Cuando llegue

Evaluación de síntomas: todos los pacientes serán evaluados para detectar síntomas de COVID-19, lo que incluye controles de temperatura. Los pacientes que presenten síntomas serán derivados para que reciban la atención adecuada.

Uso obligatorio de mascarillas: durante su visita a Mount Sinai, todos los pacientes y el personal deben usar protectores faciales, así como un equipo de protección adecuado. Los pacientes y visitantes recibirán una mascarilla en caso de que sea necesario.

Política para visitantes: a partir del 20 de junio, Mount Sinai comenzará a recibir nuevamente visitantes en los hospitales. Tenga en cuenta que en este momento la sala de emergencias permanece cerrada para los visitantes. Consulte la política para visitantes de Mount Sinai Health System.

Durante su visita

Higiene de manos: el mejor momento para hacer hincapié sobre la importancia de la higiene de manos es durante su visita. Le recomendamos lavarse las manos con agua y jabón de manera frecuente durante al menos 20 segundos. También pondremos a disposición de nuestros pacientes y personal de todo el sistema de salud desinfectantes para manos a base de alcohol en caso de que no tenga acceso a agua y jabón.

Distanciamiento social: minimizamos el contacto entre pacientes mediante el espaciamiento del mobiliario, la reducción de la cantidad de pacientes en las áreas de espera y la programación de más tiempo entre las citas. Controlamos la cantidad de pacientes en los ascensores. Además, verá ayudas visuales de nuestras pautas de seguridad para los ascensores. También fomentamos las pautas de distanciamiento social, que establecen mantener seis pies de distancia entre las personas.

Detrás de escena

Limpieza continua: todas las áreas se desinfectan rigurosamente, incluidas las salas de espera, las salas para pacientes, los quirófanos y las superficies de contacto frecuente. Las habitaciones de los pacientes reciben una limpieza exhaustiva después del alta de un paciente y antes del ingreso de uno nuevo, que dura aproximadamente dos horas e incluye varios controles de calidad. En nuestros consultorios ambulatorios, las salas de examen y tratamiento se desinfectan entre las visitas de los pacientes. Y las superficies de contacto frecuente, como las perillas de las puertas y los tótems interactivos, se limpian constantemente.

Evaluación del personal: el personal se hace controles para detectar signos y síntomas de COVID-19 dos veces al día y se realiza una prueba de exposición a la COVID-19.

Separación de los pacientes con COVID-19: todos nuestros pacientes que reciben tratamiento para la COVID-19 están aislados de los demás.