Detección y pruebas

Mount Sinai ha implementado pautas estrictas de detección y pruebas para los pacientes y el personal a fin de garantizar la seguridad de toda nuestra comunidad.

Políticas de detección

Se contactará a los pacientes con citas programadas un día antes de su visita y se les preguntará si tiene algún síntoma la COVID-19. Al llegar a nuestras instalaciones, se evalúa a todos los pacientes y visitantes para detectar síntomas y se les realiza un control de la temperatura. Los pacientes que presenten síntomas serán derivados para que reciban la atención adecuada.

Pruebas de PCR para la detección de la COVID-19

Si tiene síntomas de la COVID-19, se le puede diagnosticar mediante una prueba de PCR (que significa reacción en cadena de la polimerasa). Se puede usar un hisopo para obtener una muestra, generalmente de la garganta o nariz, que se envía a un laboratorio para su análisis.

La prueba de PCR se indica cuando alguien ha desarrollado síntomas agudos de la COVID-19 (que incluye fiebre superior a 100 grados, falta de aire, tos persistente, congestión nasal, goteo nasal no asociado con alergias estacionales y dolor de garganta). La recomendación actual es que las pruebas de PCR se realicen entre dos y cuatro días después de que comiencen los síntomas.

Prueba de anticuerpos para la COVID-19

Programe una consulta por video con su médico de atención primaria para obtener más información sobre las pruebas de anticuerpos. Existen pruebas de anticuerpos disponibles en el mercado que pueden programarse para usted.

Una persona es elegible para una prueba de anticuerpos séricos (IgG) si han transcurrido 21 días o más desde la fecha en que comenzaron los síntomas y si han transcurrido al menos 14 días desde que desaparecieron los síntomas. Esto se debe a que la IgG tarda aproximadamente 21 días o más en determinar la inmunidad con precisión.

Los criterios clínicos actuales para el análisis de anticuerpos son los siguientes:

  • Su prueba dio positivo para la COVID-19 con un hisopo nasal hace más de 21 días y los síntomas desaparecieron por completo hace más de 14 días; O
  • un proveedor de atención médica le diagnosticó síntomas compatibles con la COVID-19 hace más de 21 días y los síntomas desaparecieron por completo hace más de 14 días.